Pequeño relato.

Eidri

Miembro
‏‏‎ ‎Mensajes‏‏‎ ‎
75
Reacciones
209
Oro
16.707
Hice este relato gracias a la filia que me recordó Kira el otro día...

Sin más:

A veces era amante de esa manera tan lasciva en que se rajaba nuestras relación. El ojo público no lo veía tan evidente. Era un poco obvio teniendo en cuenta la miopía severa que sufren los habitantes de Manhattan cuando se trata del bien ajeno. Recuerdo que aquella vecina del frente, sí, la que tomaba su café recostada al ventanal de madera de ese viejo departamento, siempre me miraba muy oronda y cuando tenía la oportunidad de acercarse a mí, no solo me guiñaba, sino que hacía referencia con sus gestos y algunas palabras que cruzabamos a la buena relación que veníamos construyendo hace ya unos 5 años tú y yo.



Ese café de las mañanas que me enamoró todos los días cuando caminaba rumbo a la fiscalía, siempre tuvo un efecto en mí. Si la vecina tuviera la oportunidad de probarlo estoy seguro que su orientación sexual ya no sería la misma. De tus manos partía un líquido que me enmudecía ante tu mundo, también por la manera en la que los momentos que compartimos en algún instante de este romance me dejaban callado, sin palabras y totalmente a tu merced. Todos hemos perdido a un ser querido. La muerte no es nuestra amiga, sin embargo intuyo que hace favores. Perder a una persona que caló en ti es parte del proceso para Seguir creciendo. Entender que nada es para siempre y nosotros mismos también serviremos de alimento a lo que nos alimenta. Entender que no somos inmortales y tampoco podemos controlar el tiempo. La vida es así de injusta.



Tú no lo comprendiste.



Tuve que tomar un boleto y alejarme de nuestra vida juntos para poder sobrepasar las tormentas que tentaban con inundar mi alma. Había reconocido el amor que le tenía a aquel ser que me acunó durante los meses en que toqué este planeta. Siquiera pude decirle adiós.



No pude verlo antes pero ahorita aquí, mirándote, siento que mis fantasmas han regresado. Que incluso el vuelo que tomé para regresar a Manhattan no fue tan largo como el tiempo que llevo aquí observandote. No se si tuve la culpa por haberte abandonado en este barco tan Sola... en mares llenos de depredadores, pero en sí, yo no te lancé junto al anzuelo a esas profundidades.



A tú lado los momentos eran sólo segundos porque anhelo tener horas que sean minutos y días que se conviertan en años. Y sería un imbécil al decir eso mientras este estrecho ángulo solo me deja Como visíon tu cuerpo, cual ninfa, fundido con pieles ajenas. Ejemplo del deseo que poseo a todo aquello que no puedo tener. Es eso. He conocido una sonrisa que en mi rostro no existió. Exigiría que me hagas feliz el resto de mi vida si es necesario porque nunca encontraré una ruptura tan perfecta como esa que provocas entre el espacio y el tiempo. Tal ves no la ruptura de tus jadeos en la habitación fundiendose con Ese tono masculino del contrario. Logrando que el dolor sea agradable para cada pliegue de mi cuerpo, y sí, eso me atrae como nada en este mundo. No siento que algo se rompa dentro de mí al ver las gotas de sudor bajando por tus senos, arropando el abdomen y fascinando a tu entre pierna cuando colapsa con la de él. No puedo evitar compararte con el cuerpo de mi moribunda madre que yace bajo tierra, el recuerdo sigue intacto en mi mente como hiedra venenosa. Morbosa y sádica. Las imágenes de mi madre llegando al clímax noche tras noche de la mano de miles de hombres que tocaban nuestra puerta, y que por dinero tanteaban el terreno de sus pechos y su vagina. Y yo, un niño de tan Sólo 5 años, no hacía más que escuchar los gemidos de ambos seres desde mi habitación, llamado a la curiosidad. Mirando a través de la rendija, de la misma manera en la que ahora estoy observandote a ti practicandole un oral al engendro que te sostiene por los cabellos.



Comprendías todo aquello que puedo llamar felicidad, incluso tus besos son sólo un escalón de lo que puedes provocar si tan sólo subes la colina de mis emociones. Emociones que prendes en él, y luego en mí. Talves soy un cobarde mientras me toco, o mejor dicho, un degenerado. No puedo evitar exitarme por la vista, me gusta lo que veo. Es una película erótica en la que Soy el expertador, y que con el paso de los años sigue llamando mi atención.



Talves el fiscal más famoso de New York no es tan perfecto como aparenta ser. Tal ves la hermosa pareja que solían ser él y la bella damicela que trabajaba en la cafetería de la esquina norte de Central Park no son la dupla más enamorada. Lo que si sé, es que nuestros demonios están llevando esta relación al fracaso. Tu hambre de sexo y mi sed de verte teniéndolo. Tu necesidad de tener orgasmos y mi deseo de admirarte al llegar. Tu sueño de ser tocada hasta lo más profundo y de que conscientan tu botón del placer con una magnífica y salvage lengua, mi anhelo de llegar al clímax sin tener que tocarte de nuevo. Es enfermizo esto que me ha provocado el paso por esta vida y los hechos que me marcaron desde niño. Pero no puedo evitar que me guste. Talvez vuelva a intentarlo seguido y nunca me detenga. De ahí, el hecho de que quería entregarme como una salvacion, a pesar de estar en la lista de serios problemas, pero sí, anhelo cada parte de este círculo que me hace vibrar cual Ángel en un infierno. Mi intención es que caminemos de la mano y con una sonrisa en el medio de la guerra fría. Mi intención es que ambos disfrutemos de la vida con fantasías oscuras incluidas. Mi intención es saciar mi lado más psicótico mientras a ti te llevan hasta arriba. Al final, nadie es tan perfecto, nisiquiera nuestra quisquillosos vecina, lo que si puedo contarte es que si no me das tú mano y me ayudas a destruir Lo que sea que tortura nuestras vidas, cargarás sobre tus hombros el derrumbe que se avecina


Espero y les guste👌
 

YINGYANG

Miembro conocido
A e r
‏‏‎ ‎Mensajes‏‏‎ ‎
563
Reacciones
748
Oro
53.135
Mi forista favorita se divide entre la ciencia y las letras.
Me gustó tu relato,puedes explotar más esa faceta.
 

Eidri

Miembro
‏‏‎ ‎Mensajes‏‏‎ ‎
75
Reacciones
209
Oro
16.707
Mi forista favorita se divide entre la ciencia y las letras.
Me gustó tu relato,puedes explotar más esa faceta.
Gracias gracias de verdad, considero que me gusta saber de todo un poco... (lo que sabemos es una gota de agua y lo que ignoramos es un océano) confieso que ambas son mis fuertes y no tengo preferencia, creo que soy una rata de biblioteca, pero he escrito un libro... (Ya voy para mi segundo) y si Dios quiere y me lo permite el mismo debe salir en unos meses al mercado... Y en ferias.😊
 

¡Hola forero! 😀 Recuerda que Universum no es un chat, acá apostamos por las publicaciones de alta calidad, por lo que deberás argumentar tus respuestas, de no hacerlo lo más probable es que tu mensaje no sea aprobado por uno de nuestros moderadores. 😢

Arriba